7 Razones para invertir en tu desarrollo personal      

por / Viernes, 25 septiembre 2015 / Publicado enBlog
20150828051028

Tras unos cuantos años de haber estado realizado diferentes terapias y de haber asistido a numerosos cursos de crecimiento personal he de reconocer que ha sido la mejor inversión realizada. Cada una de estas disciplinas han contribuido a quitar las corazas que impedían que mi ser interior brillara con luz propia. Además, una vez realizado mi trabajo personal, puedo aplicar estas herramientas en los cursos y  sesiones individuales que realizo.

Son múltiples las razones por las que es recomendable en algún momento de la vida pararse y hacer algún tipo de terapia, para mí estas son las  más esenciales:

  1. Conexión contigo mismo. Mirar hacia dentro, conectar tanto con tus partes más oscuras como con todo tu potencial conduce a un autoconocimiento básico para saber quién eres y lo que quieres de la vida.
  2. Fomenta la responsabilidad. Te conviertes en el protagonista de tu vida, nadie más que tú lleva las riendas, sacándote del victimismo y dejando de echar la culpa al exterior.
  3. Te ancla en el tiempo presente. Una vez que has sanado el ayer, que has puesto luz sobre tus traumas, tus defectos, sanas las heridas del pasado vives la vida con mayor conciencia y con mucha más presencia. Y desde esa conexión con el momento presente estás preparado para proyectar el futuro que deseas.
  4. Cambia tu perspectiva de la realidad. Una vez que tomas conciencia, miras la vida de una manera diferente. Hacer un trabajo personal te ayuda a relativizar, a ver la realidad con una visón más positiva. Implica una menor implicación emocional, dejando de dar importancia a cosas que antes te producían angustia o malestar.
  5. Mejora tu entorno y las personas a tu alrededor. Parece obra de magia, pero una vez que tú te transformas todo lo que te rodea también lo hace. Cuando tu evolucionas los demás también se contagian y empiezas a tener relaciones más sanas y amorosas. Así, de manera sutil, empiezas a percibir cambios en la manera de comportarse de tu entorno más cercano.
  6. Adquieres herramientas. Aprendes diversos ejercicios y técnicas que puedes aplicar a múltiples situaciones. Al principio puede que cueste llevarlas a cabo, pero una vez que las prácticas habitualmente empiezas a ver los efectos de emplear estas nuevas estrategias.
  7. Contribuye a tu felicidad y paz interior. Todo esto fomenta que seas más feliz y que vivas en el estado de tranquilidad y paz interior que todos anhelamos.
    Entiendo que existan resistencias internas, que cuesta salir de la zona de confort, que no es fácil reconocer que necesitamos ayuda y que supone un esfuerzo importante, pero te aseguro que merece la pena.

¿Y tú? ¿Quieres ser una mejor versión de ti mism@?

¡Si quieres, puedo ayudARTE!

 

SUBIR
A %d blogueros les gusta esto: