De la Teoría a la Práctica

por / Jueves, 01 septiembre 2016 / Publicado enBlog
Teoria practica

Parece que casi todos sabemos muy bien la teoría, todos tenemos más o menos claras algunas de las claves de la vida y sobre cómo ser felices, pero nos cuesta bastante más llevarlo a la práctica. Podemos haber hecho muchos cursos o haber leído muchos libros, pero sólo la escuela de la vida es la que nos dará las experiencias para interiorizar todos esos conocimientos.

Sabemos que uno de los ingredientes de la felicidad es vivir el presente, estar en el aquí y ahora, sin pensar en el pasado ni preocuparnos por el futuro, pero ¿cuántas veces al día realmente conseguimos esa presencia?

A nivel racional también sabemos que debemos confiar en la Vida, en el Universo, en Dios o como quieras llamarlo. Lo que ocurre es que no es fácil aplicarlo y seguimos preocupados por lo que nos deparará el destino, necesitamos saber qué será de nosotros.

Infinidad de veces hemos oído de la necesidad de soltar el control, de fluir, eso de “be wáter, my friend”… aunque necesitamos actuar, hacer, tenerlo todo atado y bien atado.

Desde nuestra parte racional igualmente tenemos claro que el desapego de las cosas materiales o el desapego a las personas también es positivo y aún así nos aferramos a lo que tenemos, llegando incluso a identificarnos con ello.

Pues yo ahora estoy en una fase de desapego total, confiando 100% en la vida, fluyendo, viviendo cada instante con total intensidad, en un estado de plena conexión conmigo misma y con todo lo que me rodea. Y eso que mis circunstancias personales son de caos absoluto, tengo mis cosas repartidas por varios sitios y con una gran incertidumbre sobre qué será de mí. Pero la he aceptado, sé que todo es perfecto y desde el estado de paz interior todo se coloca a mi alrededor. He pasado los últimos años formándome, leyendo, adquiriendo teoría y más teoría, terapia tras terapia…pero es ahora cuando siento que todos esos conocimientos se han integrado en mí. Creo que por fin he interiorizado todo lo que sé y lo estoy llevando a la práctica de verdad. Vivo sin miedo, sin ataduras, libre de ser quien soy y libre de poder hacer lo que quiera y dónde quiera. Te preguntarás ¿cómo lo he conseguido? y ojalá hubiera una fórmula mágica. Me encantaría poder decirte “tomate estas gotitas y obtendrás la ansiada paz interior”. En mi caso han sido años de autodescubrimiento, de sanar heridas del pasado, de conocerme, aceptarme como soy, permitirme dejar de hacer y hacer y simplemente ser y estar.

Creo que no hay un único camino para conseguir llevar a la práctica todas las enseñanzas que en el fondo ya sabíamos. Cada uno tiene que encontrar su manera de aplicarlas. Las opciones son diversas y hacer cualquier tipo de terapia es una gran oportunidad para avanzar en el camino que conduce a la paz interior. Lo que también recomiendo es hacer un viaje en soledad, esas experiencias siempre te hacen madurar y te ayudan a conectar contigo y a descubrir quién eres en realidad.

Por último, te planteo unas preguntas de reflexión:
¿Qué es lo que más necesitas poner en práctica ahora mismo?
¿Qué resistencias internas encuentras?
¿Qué vas a hacer para desarrollar esa habilidad?
¿Tienes claro cómo hacerlo?
Si crees que para ello necesitas contar con el apoyo de un coach, te invito a que empieces un proceso de coaching.

SUBIR
A %d blogueros les gusta esto: