¿Qué hacer para salir del estancamiento?

por / Martes, 24 mayo 2016 / Publicado enBlog
Diapositiva1

Muchas veces en la vida nos sentimos atrapados en una espiral de la que queremos salir, pero no sabemos cómo. Yo bastantes veces en mi vida me he visualizado como un hámster dando vueltitas en mi jaula, sin saber por dónde tirar. Y lo que está claro es que sin hacer nada diferente para cambiar ese escenario, seguimos día tras día enganchados a una situación, a una pareja, a un trabajo, a un lugar o a lo que sea que nos tiene presos. Entonces ¿qué hacer para salir del estancamiento? Pues eso ¡salir! toma alguna acción, por pequeña que parezca. Retoma algún hobbie que tenías abandonado, práctica algún deporte, haz alguna excursión o algo que te saque de tu rutina. O si eres más valiente puedes dejar ese trabajo, esa relación…

Pero en lugar de “tomar cartas en el asunto” recurrimos a la queja, a protestar de nuestras desgracias y con ello no conseguimos más que emitir una vibra de angustia y miedo que nos mantiene en el estancamiento o lo magnifica más aún. Por eso, si no vas a hacer nada al respecto o te es imposible cambiar lo que sea, acéptalo. ¡Ya llegarán momentos mejores¡

En general, nos cuesta mucho salir de nuestra zona de confort, ese sitio en el que nos sentimos acomodados, calentitos y seguros. Esa zona en la que no estamos a gusto del todo pero que no nos atrevemos a sobrepasar. Piensa, fantasea y visualiza cómo cambiaría tu vida si decides salir de ahí y cómo te sentirías al hacerlo. Soñar es algo que también podemos hacer mientras seguimos en nuestra “jaula”, al menos nuestra energía se está enfocando en el futuro que imaginamos y eso ya es positivo.

Después de hacerlo, dibuja una gran sonrisa en tu cara (aunque sea forzándola). No conozco herramienta tan fácil para salir de un estado a otro. Sonríe, sonríe y sonríe. Seguirás atrapado en tu jaula pero tu vibración habrá cambiado más de lo que crees y cuanto más lo practiques, mejor.

Aprovecha también ese momento de estancamiento, algo tendrás que aprender. De las crisis más grandes es de las que salimos más fortalecidos, así que permítete permanecer en tu jaula por horrible que te parezca. Puede ser un buen momento para buscarle sentido a tu vida o para hacer los cambios internos que necesitas hacer. Considero que cuando eres la persona que quieres ser y cuando has encontrado el sentido de tu vida, cualquier situación o cualquier lugar es perfecto.

Algo que también nos limita bastante son las opiniones y juicios de los demás, cuando lo que realmente cuenta es lo que nosotros queramos hacer con nuestra vida. Por eso, haz lo que tú sientas que es mejor para ti. Siempre habrá alguien que te critique por lo que haces o por lo que no haces, así que no permitas que te afecten los miedos, inseguridades o envidias de los demás.

Otro consejo que te doy es que practiques una de las mayores virtudes: la gratitud. Sé consciente de todas las cosas por las que te puedes sentir afortunado, todo aquello positivo que hay en este momento de tu vida. Deja por un momento todo lo que no te gusta de tu vida para coger papel y boli y escribir “Doy gracias por X, doy gracias por X…”

Y por último y muy importante: la ayuda. Colabora con quien necesite algo de ti, siéntete útil a los demás, es de las cosas más gratificantes que encuentro. Y, hablando de ayuda, si crees que tú sólo no puedes hacer nada para salir del estancamiento: pídela. Ponte en manos de un profesional que te ayude a salir de ahí. Yo, estaré encantada de hacerlo, siempre y cuando tú estés dispuest@ a hacer algo para salir de ahí.

SUBIR
A %d blogueros les gusta esto: